La vida de un Imperio

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La vida de un Imperio

Mensaje por lenixb el Sáb 15 Oct - 16:37

Capítulo I: Los inicios

Durante los últimos meses han ocurrido grandes cambios en la confederación, uno de ellos fue la adscripción de imperio, donde Tomate su primer líder provisional fue presentado formalmente a la cámara de líderes el pasado 6 de Octubre, pero ahora, debía comparecer ante la cámara superior, aparte de la formalidad que tiene este encuentro iba a ser la primera vez que ésta vería a un miembro del clan adscrito en una ceremonia formal y solemne, en las puertas de Asgard, Lenix se encontraba esperando a Tomate, que como siempre, llegaba tarde.

Lenix: *mirando indignado* ¡He estado esperando durante 15 minutos Tomate y la conchesumadre! ¿Dónde te habías metido?
Tomate: *totalmente despreocupado* Pero si acabo de llegar justo a la hora *señala su reloj*
Lenix: Está adelantado aproximadamente 25 minutos pedazo de Hueón. En fin, te están esperando adentro, es un poco complicado llegar a la cámara superior, así que no te pierdas.

Mientras ambos caminaban por el ostentoso castillo, podían ver las columnas de estilo greco-romano y arte gótico de la Cancillería del gobierno confederado, más allá se encontraba la Suprema Embajada, que no perdía encanto al lado del resto de los bellos salones, para la construcción del lugar antes mencionado, se ocupó un sobrio mármol negro sacado de Minecraft, con detalles recuperado de las ruinas de las viejas civilizaciones de Age of Empires 2 y luego de subir un par de pisos por una escalera en caracol, en un largo corredor que llegaba a los aposentos del supremo líder y a un lado estaba la habitación del Prima Consiliarius pero no había tiempo que perder, así que seguían subiendo por esas infinitas escaleras hasta que llegaron a la Cámara Superior, justo ante las puertas de Caoba trabajada por los mejores ebanistas francos, se detuvieron a hablar antes de entrar.

Lenix: ¿Estás preparado? No quiero que la vengas a failear ahora
Tomate: No hueón, tranqui. Estoy listo para todo lo que venga, no es la primera vez que me presento a un grupo así
Lenix: Eso espero, tenemos que dejar bien parado el nombre de Hinperio, y que huyas no da buena impresión
Tomate: Para algo estoy aquí *muestra sus mangas para demostrar que no tiene ningún artilugio para escapar*
Lenix: Te creo, como conoces a la mayoría no necesito decirte quienes son, entremos.

Abren las puertas de par en par, frente a ellos una mesa ovalada donde en el Trono con incrustaciones doradas, una mezcla de diferentes metales preciosos que daba un aspecto entre metalizado y amenazador estaba sentado la loable figura de Klesk I de Na Pali, a su lado derecho, estaba el 2° Prima Consiliarius de mirada impaciente y algo inquisitiva, a su izquierda estaban los miembros del gobierno que en ese momento sólo estaba Foret distraído con un papel con garabatos, algunos puestos más allá la Arconte Anótatos, el Almirante de las fuerzas militares y el Presidente de la Cámara de Líderes veían desafiante al advenedizo Líder provisional que estaba ante ellos, todos los presentes esperaban las palabras de ese nuevo sujeto.

Klesk: Parece que todos conocemos al señor Tomate *Arregla un poco su voz* Hoy fue citado aquí para hablarnos del clan Adscrito que hoy lidera provisionalmente, pues no sabemos mucho de él, más que un poco de su cine y un par de anécdotas. Señor Canciller, tome asiento en su respectivo lugar, para dejar a Tomate hablar con celeridad
Black: No necesita niñera para estar acá
Theris: Está en el hogar de la élite y si quiere pertenecer aquí, tiene que comportarse como tal
Michee: No sean malos con él, dejen que empiece sin amenazarlo
Foret: *sigue ensimismado con su papelito*
Julixan: Debería comenzar… señor Tomate

Lenix toma asiento en su lugar cerca de Klesk y Foret

Tomate: He venido ante su honorable presencia para relataros la historia de glorias y desventuras de una comunidad a la cual pertenezco, para eso he traído esto de un lugar muy lejano y olvidado * se observa una pequeña esfera que al colocarse sobre la mesa se transforma en un proyector*  para que no sea tan tedioso estas cosas es mejor mirarlas
Klesk: Qué aparato más extraño e interesante
Lenix: Debe pedir más requisitos mínimos que unreal, estoy seguro
Julixan: ¿Cómo funciona su aparato?
Tomate: Irá proyectando mi narración, aunque en realidad *cambia su tono de voz* ¡los propios protagonistas hablarán!
Black: Baia Baia… este adelanto sería muy útil para los militares
Theris: … y los civiles
Tomate: Sin más preámbulos comenzaré con esto *El proyector se ilumina y demuestra su poder*

La Cámara Superior se ilumina como un cine, solo la luz del proyector y las imágenes que vienen de él son perceptibles, de pronto las luces aleatorias se transforma en una especie de grabación, un sujeto vestido con un atuendo militar de combate está dando un discurso.

Akasuna Itachi: ¡Soldados, Camaradas, Hermanos! Somos la élite militar de este país, nuestro insigne fundador nos ha dado los medios para destacar por sobre todos los pobres diablos que osan desafiarnos, llevamos años de ventaja técnica y con nuestra férrea disciplina, no conoceremos otra cosa que ¡la victoria!
Chilenope: ¡Seig Heil!
Daanitha: ¡Larga vida a imperio!

Los demás soldados vitorean a su poderoso comandante, las imágenes cambian de golpe, ya no están en una alegoría al poder, están en una oscura base militar, pareciera que estuvieran discutiendo.

Akasuna: *profusamente enojado* ¡Son todos unos inútiles! No merecen que yo siga entrenándolos, he gastado mi tiempo, mi influencia y mi dinero en hacer de ustedes algo mejor y ¡Así me pagan!
Daanitha: Tú no has puesto dinero en esta unidad, esto fue obra de Dragon Azul
Chilenope: Es más, ni siquiera has hecho tu trabajo en este último tiempo *busca unos papeles en una mesa lejana y los arroja sobre el salón central* está todo el papeleo sin llenar, las cosas han sido así por días
Eluxhoro: *entrando por una de las puertas secundarias* Pero… ¿Qué está pasando aquí?

Akasuna está más aireado de lo normal, mira con furia a todos los presentes en la sala, conoce solo a unos cinco y el resto no puede recordar su nombre, decide buscar entre su largo abrigo militar y desenfunda una pistola apuntando a Daanitha, instintivamente ella responde de la misma manera

Akasuna: ¿Por qué tienes un arma? Los miembros normales no deberían presentarse armados en la base central
Daanitha: Se nota que el poder se te ha ido de las manos… Dragon Azul me nombró segunda comandante hace un par de días, y así te jactas de ser un líder eficiente y disciplinado
Chilenope: *agitando los brazos en señal de calma* No es necesario que se estén apuntando el uno al otro por esta discusión

Eluxhoro junto con el resto de los miembros más irrelevantes están estáticos, por la violenta escena que observan, ninguno de los dos tiene luces de bajar las armas

Daanitha: *desafiante* ¿Hasta cuándo vas a seguir apuntándome?
Akasuna: Deberían obedecer aunque sea por una sola vez *su enojo comienza a aumentar dejando a la luz un marcado acento serbio*
Daanitha: Con tu soberbia y tiranía has perdido lo último que te quedaba de credibilidad, si te fijas ninguno de los soldados está de tu lado en este momento *apunta con su otra mano al grupo de miembros detrás de ella*
Akasuna: Lo sabía… ustedes siempre me parecieron sospechosos, no son merecedores de mi valía y mis camaradas *respira hondo y baja su arma* entonces este es momento de abandonar este barco
Daanitha: Así que… ¿te vas?
Akasuna: Sí, pueden quedarse con todo esto, en un par de meses no van a poder siquiera levantar un fusil, yo tengo muchos contactos alrededor del mundo que desean mis servicios *toma una especie de celular y hace una llamada, los demás no entiende porque está hablando en serbio* los demás se van conmigo, espero nunca más volver a verlos
Daanitha: Lo mismo digo, no vuelvas

Akasuna se retira un paso furioso del edificio central de la base militar, las grandes puertas se abren de golpe y ese extraño hombre se retira para nunca más volver a Imperio, la proyección se acaba y los presentes comienzan a preguntar

Julixan: ¿Por qué el tipo de aspecto ario tenía tan mal humor?
Tomate: Esa pregunta la puede responder Lenix
Lenix: Digamos que siempre tuvo un temple algo molesto, nadie lo podía contradecir y se enojaba por cualquier cosa, prendía con agua el tipo
Theris: pero hueón, yo esperaba más sangre
Tomate: espere Theris, queda mucho más en la proyección, este fue solo un vistazo de lo que fue el viejo imperio y los orígenes del Nuevo Imperio
Black: *no había despegado la mirada del uniforme de Daanitha* Lo único que me inquieta es ¿Son de verdad?
Tomate: ¿Qué cosa?
Black: Tú sabes a que me refiero, Tomaco
Tomate: No lo sé, explícate mejor
Theris: Señor Tomate, usted es diabólico
Tomate: No soy diabólico, Soy Judío
Lenix: Judíamente Diabólico
Michee: *confundida* ¿De qué hablan?
Tomate: De nada Michee, y para tu respuesta Black, sí son de verdad
Black: uff men que buenos eran esos tiempos parece
Klesk: De los que se vieron en la grabación, ¿había alguno que ahora está en la Confederación?
Tomate: Hasta el momento aparte de Daanitha, estaba Eluxhoro que ahora es Lenix
Klesk: Entiendo, ¿tiene algo más para mostrar?
Tomate: la función aún es joven, mirad *toma un pequeño control de un bolsillo y vuelve a encender el proyector*

El brillo está vez era mucho más claro que la primera vez, aunque la escena no dejaba de ser algo sombría, estaban muchos de los miembros que habían aparecido anteriormente, pero esta vez todos se habían sacado las insignias serbias que llevaron alguna vez, en la larga vida que pasaron luchando por Serbia y sus aliados, nadie se atrevía a pronunciar una sola palabra hasta que un viejo conocido habló

Themoi: *visiblemente menos afectado que el resto* Cabros no deberían estar triste, si al final markito siempre ha sido así, medio extraño
Daanitha: Aunque sea algo triste y todo, si queremos seguir con esta unidad militar necesitamos las llaves del arsenal, si no las tenemos nos vamos derecho a la mierda
Eluxhoro: *mientras están conversando busca por todo la habitación* ¿Alguien se acuerda de cómo era?
Jtpeba: Era plateada con el símbolo de Imperio al medio
Chilenope: parece que tenía de colgante el escudo del ejército serbio también
Daanitha: Póngame atención mierda, aún con la llave, tendríamos armas para un par de meses, necesitamos conseguir financiamiento rápido, porque todos sabemos que Akasuna conseguía los suministros con métodos un poco oscuros *trata de buscar entre los papeleos algún proveedor pero no encuentra nada* Así que escucho ideas
Chilenope: ¿Si juntamos dinero vendiendo drogas a menores de edad?
Daanitha: sabemos que eres peruano y de Antofapasta, pero eso sería demasiado, ¿Alguien tiene una idea menos estúpida?
Narutoyagami: Sería una muy buena idea sumarse a la iniciativa del gobierno para que nos den armas mientras buscamos alguna manera de autoabastecernos con empresas
Daanitha: Eso es lo más sensato, pero no creo que nos satisfaga completamente, deberíamos tener un plan secundario aparte de aquel
Walaylo: Y ¿si nos hacemos mercenarios por el momento?
Themoi: esa opción me gusta mucho
Eluxhoro: *bajo su casillero estaba la llave que tanto había buscado* Aquí está la condenada llave, y lo de ser mercenario suena excelente, como Imperio es imposible que le hagamos caso al gobierno, eso es antinatural
Elvis: Además podemos hacer algo de dinero extra para nosotros, todos ganan
Daanitha: Está bien, vamos a ayudar al gobierno de vez en cuando pero primero vamos a intentar ser mercenarios, ahora solo les pido una sola cosa, por favor mientras yo intento buscar gente no intenten tomarse el poder ni destruir nada, solo quédense quietos en la sala de juegos
Themoi: *Sorprendido* ¿Hay sala de juegos?
Daanitha: Sí, al fondo a la derecha

 Los miembros de Imperio van a jugar a unas máquinas de Arcade mientras Daanitha negocia con el gobierno para conseguir armas
avatar
lenixb
Canciller del Gobierno Confederado
Canciller del Gobierno Confederado

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 12/06/2016
Localización : Chile

Información Especializada
Facción/Batallón: Extra-Espectral
Universo : Extra-Espectral
Raza: Clase Santidad del Lulz

Volver arriba Ir abajo

Re: La vida de un Imperio

Mensaje por lenixb el Miér 8 Feb - 23:46

Capítulo II: El Sueño frustrado

Parecía que el proyector había cobrado vida, Tomate ya no interfería en su funcionamiento, pasaron así las imágenes de un alegre grupo de soldados jugando en una sala de arcada a otra reunión, se veía bastante importante por la alcurnia de sus miembros, todos vestidos con uniformes de servicio impecables, pero el proyector daba énfasis al estado de la sala, había notables símbolos que las paredes estaban envejecidas y algo descuidadas, el piso estaba sucio como si alguien no limpiara en semanas, pero la mesa de reuniones se mantenía inusualmente pulcra, el silencio del momento fue roto por la estruendosa voz de Daanitha.

Daanitha: Esta es la primera reunión que tenemos desde el incidente con Marko, es agradable ver la asistencia de una buena parte de nuestros miembros *mira a la mayoría de los presentes* Han pasado ya varios meses desde que nos independizamos, de alguna manera fuimos capaces de salir adelante y aunque nuestra pequeña sede no es la gran base militar de antaño, tenemos entrenamientos constantes y misiones casi diarias, sin embargo esto no es lo que hemos venido a tratar hoy *su tono de voz y mirada se vuelven más seria* He estado mucho tiempo en el cargo, es hora del cambio, así que hoy vamos a elegir al próximo comandante de Imperio
Themoi: ¿Vamos a votar o lo vas a elegir tú? *todas las miradas estaban puestas en la comandante*
Daanitha: Será una votación, primero veremos los posibles candidatos y luego votarán los presentes por su favorito. Evitaremos caer nuevamente en la tiranía de un comandante designado.
Eluxhoro: ¿Estás segura de esto? Nunca he sido muy amigo de las elecciones, pero tienes razón, si queremos evitar el abuso de poder no hay mejor mecanismo que una elección
Jtpeba: Está bien, pero… ¿quién quiere hacerse cargo de la Unidad Militar?
Walaylo: Porque es una paja ser el comandante, andar arreglando cagazos, encargarse del suministro de armas, etc…
Ezakinuckz: se sabe que es paja, pero tiene que haber por lo menos un hueón que quiera hacerlo *el pequeño Ezakinuckz hace su aparición en escena*
NarutoYagami: *arregla un poco su voz* Opino que la persona indicada debería ser uno de los más nuevos, los viejos estamos con la tontera de Marko acuestas y no vamos a desempeñar el cargo de la mejor manera posible

Pareciera que todos los asistentes asintieran con la cabeza en señal de aprobación, no obstante un personaje que tendrá una importante relevancia se decide a hablar.

Elitepy: Si esa es la situación… me gustaría ser candidato a comandante, sé que muchos de ustedes no me conocen pero *su emoción comienza a ser evidente* ¡estoy seguro que puedo hacer mi mejor esfuerzo para lograrlo!
Chilenope: Mira, está bien que seas nuevo y tengas la motivación para hacer esto, pero eres paraguayo y la mayoría de los presentes son chilenos, desde mi peruano interior *no es posible distinguir se habla en serio o si está bromeando* creo que pueden haber problemas con los horarios y eso
Daanitha: No creo que la nacionalidad o el horario sea impedimento para hacer un buen trabajo, si nadie más se ofrece habría que hacer una votación simbólica, pero no menos importante, no es lo mismo salir elegido con un voto que con 10

Hay un silencio bastante largo luego de que Daanitha hablara, nadie vuelve a hablar, una gran multitud de personas levanta su mano en señal de aprobación, parecía un método muy rústico y poco formal para una unidad como Imperio, pero parece que la camaradería se mantenía hasta en instancias de este tipo, cuando la Comandante terminó de contar, miró muy satisfecha a Elitepy antes de hablarle.

Daanitha: Felicidades Elitepy, has sido elegido Comandante de Imperio, nuestro primer comandante electo democráticamente, deberías estar orgullos, es difícil que estos sujetos confíen en alguien a la primera
Elitepy: *casi a punto de llorar* ¡Es un honor! Gracias a todos los que votaron por mí, no los defraudaré, haré mi mejor esfuerzo para estar a la altura de sus expectativas *sin darse cuenta, se había puesto de pie en medio de sus palabras*
Themoi: Eso espero, la mejor de las suertes Elitepy
Ezakinuckz: Si necesitas ayuda para repartir, te ayudo
Eluxhoro: Lo que necesites siempre estaremos dispuestos a ofrecer una mano, estimado
Daanitha: Si alguien más quiere felicitarlo que lo diga ahora para empezar con la situación protocolar
Walaylo: Wena Elitepy, suerte en todo
NarutoYagami: si quieres organizar una misión, la grabamos uno de estos días y te la subo a Youtube
Elitepy: ¡Son todos muy amables! Mañana mismo empezaremos con las misiones
Daanitha: Soldado Elitepy, preséntese ante todos los imperiales *Hace un ademán para que se ubique justo en frente de todos*
Elitepy: *se pone de pie en silencio y camina hasta donde está Daanitha* ¿Qué debo hacer ahora?
Daanitha: Deberás hacer el juramento imperial ante todos los presentes, sólo con este requisito puedes acceder a las insignias que demuestran tu estatus *hace una pequeña pausa* ¿Estás dispuesto a jurar?
Elitepy: Si estoy dispuesto
Daanitha: Jurarás por nuestros 3 pilares: Lealtad, Destrucción y Porvenir, repite conmigo “Seré fiel y sincero para con Imperio, Amaré todo lo que él amé y odiaré todo lo que Imperio odie”
Elitepy: *repite con uno tono protocolar* Seré fiel y sincero para con Imperio, Amaré todo lo que él amé y odiaré todo lo que Imperio odie
Daanitha: “Juro destruir a todos los enemigos de Imperio For The Lulz, acabaré con ellos en cualquier sitio donde los encuentre, de un golpe y sin piedad”
Elitepy: Juro destruir a todos los enemigos de Imperio For The Lulz, acabaré con ellos en cualquier sitio donde los encuentre, de un golpe y sin piedad
Daanitha: “Imperio nace del lulz y éste lo alimenta y cuida, en honor a la santa virtud construiré un futuro donde todos y cada uno de los lulzeros pueda disfrutar de los privilegios otorgados por nuestro Señor y Señora”
Elitepy: Imperio nace del lulz y éste lo alimenta y cuida, en honor a la santa virtud construiré un futuro donde todos y cada uno de los lulzeros pueda disfrutar de los privilegios otorgados por nuestro Señor y Señora
Daanitha: *se ve una ligera sonrisa en su rostro* En este momento ya estás preparado para recibir lo único que dejó Marko como legado, una insignia desgastada de alguna campaña en Serbia, que simboliza nuestro origen y pasado, que actúa como brújula en nuestro camino al éxito *lentamente retira de su pecho la insignia* también usarás el brazalete que lleva el símbolo del lulz donde quiera que vayas ¿Preparado?
Elitepy: ¡nunca he estado más listo!

Uno en frente de otro, Daanitha comienza por entregar la insignia serbia en el pecho de Elitepy, éste luce como un soldado de plomo por lo estático que está, cuando termina de acomodar la insignia procede con el brazalete en su brazo derecho, el momento es visto por los imperiales como una nueva etapa, por fin se estaban dejando atrás la vieja tiranía de Marko, aunque aún habían algunas miradas disidentes en el nuevo comandante de Imperio, la atmósfera no podía ser más alegre, apenas terminó de entregar sus símbolos, la sala se llenó de aplausos para el nuevo Comadante. La proyección hace una pausa.

Klesk: ¿Por qué solo entregó símbolos y no un uniforme nuevo?
Tomate: En aquellos tiempos no teníamos dinero ni para pancito, literalmente había un cartel afuera de la sede que decía “bailamos por armas”
Julixan: ¿Era común que en Imperio tuvieran miembros no chilenos?
Lenix: *Adelantándose a Tomate* No era común, pero en esa época literalmente todas las unidades militares chilenas tenían un pequeño contingente de paraguayos, que venían a ganar experiencia militar en su lucha contra Argentina
Theris: No puedo evitar la similitud entre el Imperio antiguo y el clan JgJ
Black: Es cierto, hasta los colores se parecen
Lenix: Algunas veces los caminos del Lulz son extraños, pero siempre llegan al mismo sitio
Tomate: también cabe señalar que estos tipos eran más sectarios en esta fecha que a futuro, por eso igual sigue siendo una anomalía en la historia imperial lo que sucederá ahora
Michee: Sucederá… ¿ahora?
Tomate: He He He He

Las imágenes desde una alegría y vítores de celebración, pasó a conflicto y dolor, se podía ver a unos imperiales portando armas automáticas y pistolas acercándose a la sede, para su sorpresa la puerta principal estaba cerrada y las ventanas selladas.

Eluxhoro: *portando un subfusil en sus manos* Pero ¿qué mierda pasa aquí? ¡Elitepy, abre la puta puerta!
Ezakinuckz: *con una pistola 9 mm en su mano derecha* *golpea fuertemente la puerta principal* ¡Sal de ahí culiao! Sabemos que estás adentro
Themoi: *recién llegando* Pero cabros, ¿por qué están armados?
Eluxhoro: El paraguayo se encerró en la sede y se le escucha que está hablando por teléfono con alguien, antes de eso nos amenazó con vender los derechos de la unidad militar
Themoi: Eso es muy grave… *piensa un poco* Deberíamos llamar a Daanitha, sé que está ocupado metiendo a eChile en una nueva guerra pero esto es más urgente
Jtpeba: Entonces llámala tú
Themoi: *saca un celular de su uniforme, llama a Daanitha* ¿Aló tía Daani? Tenemos la pura cagá y necesitamos tu ayuda para solucionar el problema

Se escuchan una cantidad de puteadas irreproducibles aún para el avanzado proyector, Themoi solo asiente hasta que corta.

Eluxhoro: ¿Qué dijo?
Themoi: viene en camino, dijo que no hiciéramos nada estúpido
Ezakinuckz: Eso va a estar difícil *juega un poco con el arma* un poco más y se me escapa un tiro heón
NarutoYagami: *Viene de explorar los alrededores de la sede* Gente, no hay forma de entrar, el paraguayo culiao cerró todo y selló lo que no pudo cerrar
Jtpeba: Estamos Jodidos
Themoi: Menos mal que el resto está en misión, sino ahí sí que Daanitha nos mata en serio

De un automóvil negro rápidamente baja Daanitha, se dirige a la puerta dejando atrás a todos los estupefactos soldados imperiales.

Daanitha: *mirando las armas que portaban* Sabía que eran medios ineptos pero nunca pensé que tanto, me retiro a trabajar en la política un par de días y ya la UM se intenta destruir a sí misma, enfunden sus armas y retírense de aquí que yo tendré que solucionar los problemas, otra vez
Ezakinuckz: Pero, pero, pero…
Daanitha: Sin peros, se van todos, AHORA

Uno por uno los soldados se retiraron de las inmediaciones para estar escondidos tras unos arbustos, a una distancia prudente para que Daanitha no se diera cuenta que estaban ahí

Eluxhoro: Les dije, ¡es el plan perfecto!
Themoi: *acomodándose en el arbusto* No puedo creer que esto esté funcionando
Ezakinuckz: Hueón, baja la voz, si nos escucha cagamos
Jtpeba: Cállense, no me dejan escuchar

Luego de terminar la discusión, se dispusieron a escuchar que hacía Daanitha.

Daanitha: *casi al lado de la puerta* Elitepy, ellos ya se fueron *con un tono casi maternal* ¿puedo pasar a hablar contigo?
Elitepy: *muy bajo tras la puerta* Está… bien

Daanitha entra nuevamente a la sede donde Elitepy se había encerrado, se escucha música ambiental muy suave y tranquilizadora, los soldados imperiales estuvieron metidos en ese arbusto por horas, el tiempo pasaba y Daanitha aún no salía de la sede, los impetuosos soldados hartos de esperar tanto salieron del arbusto y se tomaron con un visitante conocido.

Marko: ¿Qué hacen ustedes aquí afuera?
NarutoYagami: Podemos preguntarte lo mismo
Marko: Llegó a mí una oferta para comprar los derechos de la Unidad Militar Imperio por un precio bajísimo ¿saben algo al respecto?
Eluxhoro: Es un poco… complicado de explicar
Themoi: demasiado, diría yo
Ezakinuckz: *Apuntando a la entrada* Cabros, miren…

Aquella mujer salía de la puerta con claras muestras de fatiga, cuando vio a Marko hablando con el resto de los imperiales, se acercó inmediatamente a hablar con él.

Daanitha: Marko, ya no tienes nada que hacer aquí, la oferta era una farsa y el problema está solucionado
Marko: *suspirando* No es novedad que ustedes me causan muchos problemas, pero incluso yo sigo teniendo aprecio a esta unidad
Daanitha: Como dije, puedes retirarte tranquilamente, todo está bajo control
Marko: Me iré, no quiero volver a tener que pasar por este tipo de problemas… *se retira subiendo a un enigmático automóvil azul oscuro*
Eluxhoro: En fin, ¿Qué paso con Elitepy y la UM?
Daanitha: Elitepy escapó con un salvoconducto que le entregué y he recuperado la Unidad Militar, no quiero más preguntas al respecto, pero creo que ha quedado claro algo importante
Themoi: ¿Qué es mejor comer la pizza antes de que se enfríe?
Ezakinuckz: ¿Qué los Judíos son malos?
Daanitha: No, la democracia no sirve acá, vamos a tener que ver otro sistema de sucesión para que esto no vuelva a pasar

Todos los soldados imperiales asienten a las palabras de Daanitha, excepto uno.

Soldado Genérico 1: Yo me opongo a su medida, las elecciones democráticas son necesarias para mantener la unidad del pueblo y lograr el bienestar de todos los imperiales
Daanitha: *saca una pistola y dispara 4 tiros contra él* ¿Alguien más quiere decir algo inteligente?
Todos: No
Daanitha: Retiren al fiambre y estaré adentro arreglando los papeles que destruyó Elitepy.

El proyector se apaga nuevamente y comienza una pequeña charla.

Tomate: Y así es como Imperio no tiene elecciones democráticas
Michee: Pero ¿El soldadito está bien?
Tomate: Si… está muy bien *se nota demasiado que está mintiendo*
avatar
lenixb
Canciller del Gobierno Confederado
Canciller del Gobierno Confederado

Mensajes : 37
Fecha de inscripción : 12/06/2016
Localización : Chile

Información Especializada
Facción/Batallón: Extra-Espectral
Universo : Extra-Espectral
Raza: Clase Santidad del Lulz

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.